“DULCES CHAMACAS” DE MALO GALINDO @ KINEZIS ART LAB

Por: Mireille Torres

El pasado sábado 23 de junio se presentó la primera exposición individual de Malo Galindo en el laboratorio creativo Kineziz Art Lab ubicado en el piso 20 del World Trade Center.

Kinezis Art Lab es un espacio en el que el arte, el diseño, la mercadotecnia y la comunicación, principalmente, se dan cita. Un despacho de publicidad, un lugar donde se imparten talleres, donde puedes mejorar tus habilidades creativas; un estudio de grabación y una galería de arte es lo que Kinezis ofrece para ti.

La cita fue a las siete de la noche. Entre amigos y familiares, Serch Galindo, quien también firma como “Malo” Galindo, presentó sus pinturas digitales en impresiones de pequeño formato.

Además de la presentación de sus piezas, dos de ellas fueron impresas en gran formato y en línea negra sobre blanco para que los asistentes pudiéramos intervenirlas, gracias al patrocinio de Sharpie, como quisiéramos. La idea era inyectarles vida y color a través de nuestros dibujos o frases.

El momento fue muy cálido, con un cocktail de bienvenida y uno de los integrantes de la banda Zombiz caracterizado precisamente como un zombie. Y cuando nos referimos a cálido, también nos referimos al sentido más literal de la palabra, pues había tanta gente en el lugar que el calor hacía que todos sudáramos.

Pero hablemos ahora de la obra de Serch. Serch es un diseñador gráfico de veintitantos años que hace principalmente ilustración digital. Ha trabajado para grandes agencias de publicidad y editoriales. En esta ocasión, después de haber impartido un taller de esta disciplina, nos presenta su obra, que se centra en el retrato femenino, de ahí el título de la exposición Dulces chamacas.

Al hacer retrato, Serch se une a las largas filas de la tradición de un género que viene desde el Renacimiento, en el que artistas como Da Vinci o Tiziano volvieron popular el retrato femenino. Tiempo después vino la fotografía y artistas tan variopintos como Man Ray o Eric Kroll han hecho del retrato femenino uno de sus temas favoritos. En el caso de Serch, la técnica es completamente digital. A través de fotoreferencias, calca el contorno y mete colores y sombras a su juicio, además de intervenir la piel con tatuajes de estética old school. Una Wacom, Corel Painter, PhotoShop e Illustrator son sus principales herramientas para llegar a los resultados.

En su búsqueda personal, Serch siempre hace retratos de mujeres bonitas, ya sea de artistas famosas o de personas a las que él conoce. En este sentido, pareciera que su intención es mantener viva la flama del montaje escenográfico en el que todo es bello, y sobre todo, la mujer. Quizá los rasgos psicológicos de la retratada estén dados en los atributos añadidos, como una máscara o un tatuaje que dice “Fearless”.

Sí, existe el parecido con el original, pero hay que mejorarlo. Hay arrugas y vejez y dolor, pero eso no importa. El trazo suave, la textura que simula la acuarela que pinta una piel lozana y ojos brillantes son el reflejo de una eterna juventud pop, ligera y maravillosa. Literalmente, las mujeres de Serch son “como para portada de revista”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>